¿Entiendes contra quién compites?

February 26, 2018

 

Hace algunos días leía un artículo que publico mi amigo John Spence, en donde explicaba que además de tus competidores tradicionales con los que siempre has competido, tienes otros competidores que jamás te hubieras imaginado que podrían ser catalogados como competencia, pero lo son, ya que están en la mente del consumidor y pueden ser una opción o sustituto para tu producto.
 
Hemos entendido que tu competencia es todo aquello que de alguna forma venga a satisfacer o sustituir la necesidad que tenga tu cliente. Y es aquí, en donde se pone interesante, ya que tu cliente puede tener una necesidad identificada, pero él va a estar pensando en alternativas o sustitutos que tú jamás te hubieras imaginado, y que suceden con más frecuencia de lo que creemos.
 
Para ayudarte a entender, te pongo el siguiente ejemplo:

 

Utilicemos el ejemplo de una persona que piensa integrarse a un club o gimnasio.


De entrada, los competidores naturales y directos, serían todos los clubes, gimnasios o centros para hacer alguna actividad física que se encuentren en la zona geográfica del cliente. Ahora analicemos todo lo que se puede considerar como un reemplazo o un sustituto al gimnasio que puede contemplar el cliente y aunque estén fuera de la industria de clubes y gimnasios, son una competencia real.

Te enumero algunos:
 
1. Hacer ejercicio en un parque


2. Caminar en la calle  


3. Adquirir un equipo de ejercicio para tu casa


4. Ir a un nutriólogo para que te diga qué comer para bajar de peso


5. Comprarte una bicicleta para rodar en la calle


6. Ver videos en YouTube para hacer ejercicio


7. Bajar aplicaciones que te dicen qué hacer


8. Decidir gastarte el dinero en un viaje y olvidarte de ir al gimnasio


9. Un amigo que te invita a jugar golf y ya no tienes el gimnasio en la mente


10. Pastillas milagrosas para bajar de peso


11. Masajes corporales que te ayudan a bajar de talla


12. Aparatos que te ofrecen en los infomerciales de la televisión


13. La dieta de la amiga que bajó de peso.


14. Dejar de usar el elevador y subir las escaleras en el trabajo
 

 

La lista podría seguir creciendo, pero ya me entendieron el punto que quiero hacer notar, el gimnasio, compite contra muchas más opciones de las que creías identificar.
 
Si en tu negocio, haces este ejercicio, entenderás lo que el cliente observa o pueda voltear a ver como una opción a tu solución o producto. Entendiendo esto, podrás hacer los ajustes necesarios con tu equipo de trabajo para que realmente te enfoques en tu cliente y des un servicio espectacular para que juntos, tú y tu cliente tomen la decisión correcta.
 
Antes de terminar quiero expresar lo siguiente: tú, acabas siendo tu propio competidor. La forma en la que te conduzcas con tu cliente, la preparación que tengas, la disciplina de cumplir con lo que se tiene que hacer, conocer perfectamente las necesidades y situaciones de tu cliente, hacer un trabajo tan bueno y profesional que tus clientes te recomienden. Si no estas trabajando y esforzándote para ser de los mejores en tu industria, tú serás tu peor competidor.

 

Mucho éxito y gracias

Please reload

Posts Recientes
Please reload

Suscríbase 

Los videos de Alejandro

Contacto

Prol. Zaragoza no. 56 ​

Colonia Prados de la Capilla
Querétaro, Qro.
México

​​

Tel: (442) 249.8046

 

Email: alejandro@alejandrobs.com

valeria@alejandrobs.com

         

  • Linkedin Alejandro Beaurorye
  • Facebook Alejandro Beauroyre
  • YouTube Alejandro Beauroyre

© 2017 Alejandro Beauroyre